REPORTE UNA PLAGA

Esfuerzos del USDA

El USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) está luchando contra las Plagas Hambrientas en tres frentes.

Luchar contra las Plagas Hambrientas es un reto monumental. Y es una tarea que nunca concluye, porque cada vez entran nuevas plagas por nuestras fronteras.
El Servicio de Inspección de Salud de Animales y Plantas (APHIS, en inglés) del USDA protege a los recursos naturales y agrícolas de los EE. UU. contra los riesgos asociados a la entrada, radicación o propagación de plagas y enfermedades agrícolas, así como contra las malezas invasivas y perjudiciales. La prevención por sí sola exige una amplia coordinación interinstitucional: el APHIS trabaja en estrecha colaboración con sus numerosos socios a nivel federal, estatal, local y de condado, así como con universidades y organizaciones no gubernamentales.
En estos momentos, estamos luchando contra las Plagas Hambrientas en tres frentes: en el extranjero, en su origen; en la frontera, antes de que entren; y en todo el territorio nacional, luchando contra las plagas que han conseguido entrar al país.

Luchamos contra Plagas Hambrientas en el extranjero para evitar que entren en nuestro país.

Para tomarle la delantera a la amenaza de las Plagas Hambrientas, ayudamos a otros países en sus esfuerzos de control de las mismas y trabajamos, además, para detener las plagas en su origen.
Estos son algunos de nuestros esfuerzos clave:

  • Ayudamos a otros países en sus esfuerzos de vigilancia, control, eliminación y erradicación de plagas y enfermedades. Por ejemplo, estamos trabajando con México y Guatemala para erradicar la mosca mediterránea de México y mantener una barrera contra la plaga en Guatemala.  Al detener la propagación de la mosca mediterránea en el norte de ese país, protegemos a los EE. UU. de una amenaza agrícola grave mientras se halla aún muy lejos.
  • Inspeccionamos determinadas exportaciones hacia los EE. UU. para garantizar que estén libres de plagas y enfermedades antes de salir del punto de origen.
  • Ayudamos a otros países a que desarrollen la capacidad de exportar productos agrícolas inocuos a los EE. UU.

Al trabajar en las fronteras, establecemos nuestros propios límites.

Es crucial que realicemos un trabajo efectivo para impedir que las Plagas Hambrientas traspasen los límites fronterizos. Mediante el trabajo conjunto con otros países, hemos establecido un gran número de barreras. Y nos aseguramos de que funcionen nuestras inspecciones en las fronteras.
Estos son algunos de nuestros esfuerzos en las fronteras:

  • A través de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, estamos trabajando con otros países para elaborar estándares de base científica de común acuerdo. Por ejemplo, gracias a los estándares internacionales que contribuimos a establecer en el año 2002, los materiales para embalaje de madera que podrían ser portadores de escarabajos que matan a los árboles deben ser tratados y marcados ahora con un sello oficial internacional.
  • Prestamos asistencia en las inspecciones agrícolas que realiza el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense en los puertos de entrada del país.
  • Estamos trabajando para impedir la entrada de productos agrícolas de contrabando.

Estamos siempre tras la pista de las Plagas Hambrientas por todo el territorio nacional.

Cuando las Plagas Hambrientas cruzan la frontera, estamos comprometidos en darles caza y acabar con ellas. Trabajamos con socios estatales en la detección y el control y realizamos campañas de difusión para asegurarnos de que todos están haciendo su parte.
Estos son algunos de nuestros esfuerzos actuales:

  • Junto con nuestros socios estatales, cada año realizamos estudios de plagas invasivas por toda la nación.
  • Estamos trabajando en la detección temprana de plagas y enfermedades para dar respuesta rápida y evitar grandes pérdidas agrícolas, medioambientales y económicas. De esta manera, también podremos mantener nuestros mercados de exportación abiertos.
  • Estamos informando al público sobre el riesgo que representan las especies invasivas y les enseñamos cómo proteger el bellísimo patrimonio agrícola y natural de los EE. UU.