REPORTE UNA PLAGA

Cómo puede ayudar usted

Detener las Plagas Hambrientas es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros.

Photo of a large red farm on a clean and open green grass covered hill. Lots of trees are seen in the distance.

Cuando se trata de prevenir la propagación de especies invasivas, cada uno de nosotros puede desempeñar un papel importante. Haciendo lo correcto, todos podemos contribuir a detener esta amenaza que se cierne sobre aquello que tanto valoramos. Por favor, haga su parte y conozca qué debe hacer para detener las Plagas Hambrientas.

Estas perjudiciales plagas, ocultas en frutas, hortalizas, plantas, leña u otros artículos habituales que se encuentran al aire libre, pueden trasladarse de un lugar a otro usando nuestros automóviles y camionetas. Pero todos podemos aprender a ser más cuidadosos cuando estamos de viaje o participamos en actividades al aire libre. Colaborando todos juntos, podemos proteger de posibles daños a nuestros cultivos y árboles.

El primer paso es conocer bien las plagas que pueden representar una amenaza en su zona. A continuación, asegurarse de cumplir todas las normas o períodos de cuarentena que puedan estar en vigor. Por último, tener cuidado y asegurarse de que nunca estamos metiendo una plaga entre nuestras cosas. Detengamos las Plagas Hambrientas.

Evitar la introducción y el establecimiento de especies invasivas en una nueva zona es responsabilidad de todos. Y hay cosas sencillas pero importantes de las cuales todos deberíamos ser conscientes:

  • Las especies invasivas pueden ser fácilmente transportadas en las plantas vivas o en productos frescos, como la fruta.
  • Muchas plagas se pueden encontrar en material vegetal cortado recientemente, tal como leña y madera para embalajes. Evitar el movimiento de largo alcance de estos materiales ayuda a frenar la propagación de plagas.
  • Siempre que sea posible, compre sólo plantas de vivero certificadas libres de plagas. Compre sus plantas de un proveedor de confianza y evite a toda costa usar especies invasivas.

Tomando como referencia sus actividades y pasatiempos al aire libre, o su ocupación, existen muchas acciones específicas que usted puede realizar. Para obtener más información, vea los ejemplos que ofrecemos a continuación.

Submenú de la sección "Qué puede hacer usted":


Viajeros internacionales

¿Va a realizar un viaje internacional? Asegúrese de no traer a casa una plaga.

Ahora es más fácil que nunca viajar por todo el mundo. Desgraciadamente, a las Plagas Hambrientas también les resulta muy fácil viajar. Traer a casa una fruta o una planta exótica puede parecer inocente, pero, sin saberlo, usted también podría estar trayendo consigo un peligroso polizón. Por favor, haga su parte y ayúdenos a proteger nuestros cultivos y árboles.

  • En su primer puerto de entrada, declare todos los alimentos, animales vivos y productos de origen vegetal o animal a un agente del Departamento de Seguridad Nacional y Protección de Fronteras de EE.UU., o a un especialista en agricultura.

  • Antes de realizar su viaje, investigue y compruebe la admisibilidad de productos vegetales o animales. Puede llamar al USDA, al (301) 851-2046 para resolver sus dudas acerca de las plantas y los productos vegetales, y al (301) 851-3300 para resolver sus dudas acerca de los animales y los productos animales.

  • No olvide que determinados alimentos quedan restringidos con el fin de proteger la salud de la comunidad, preservar el medio ambiente y evitar la introducción de plagas y enfermedades que destruyen totalmente plantas y animales locales.

  • Si sospecha que se está realizando contrabando de productos agropecuarios, llame a la Unidad de Prohibición Oficial de Contrabando y Cumplimiento Comercial del USDA, al (800) 877-3835.

Aficionados a las actividades al aire libre

Estar al aire libre es genial, siempre y cuando no nos acompañen las Plagas Hambrientas.

Excursionistas, ciclistas, campistas y amantes del aire libre comparten una responsabilidad especial. Cuando nos acercamos a la naturaleza, ésta, por su parte, también se acerca a nosotros. De hecho, un compañero no deseado podría “sumarse a su viaje” sin invitación para llegar a su casa. Es importante ser cuidadosos y asegurarnos de que estamos contribuyendo a cuidar ese entorno natural que tanto nos gusta.

  • Para evitar la propagación de las semillas de las plantas invasivas, aprenda a reconocer dichas especies invasivas no autóctonas y evite transitar a través de ellas.

  • Limpie sus aparejos, botas, equipos --y animales-- entre viaje y viaje, o, preferiblemente, antes de salir de una zona infestada. Asegúrese de eliminar todas las semillas y otras partes de las plantas.

  • Si cree haber visto alguna plaga invasiva, informe al encargado local de la zona, o a la oficina local del USDA.

  • Para alimentar a sus animales, use siempre heno y piensos libres de malezas.

  • No mueva leña de un lado a otro. Compre o use leña que esté ubicada cerca de su campamento.

Cazadores

La caza puede inspirar un poderoso sentido de la corresponsabilidad. Haga su parte y contribuya a frenar la propagación de las Plagas Hambrientas.

  • Use sólo plantas autóctonas en los pesebres. Las plantas autóctonas brindan un mejor alimento y una mejor cobertura a la fauna salvaje.

  • Limpie sus botas, su equipo de caza, y la plataforma y los neumáticos de su camioneta después de una salida de caza, para asegurarse de no trasladar semillas, insectos o esporas a un nuevo lugar.

  • No mueva leña de un lado a otro. Compre o use leña que esté ubicada cerca de su campamento.

  • Aprenda a identificar especies invasivas en su área

  • Si cree haber visto alguna plaga, informe a su agente de extensión del condado o a la oficina local del USDA.

Jardineros

Los jardineros son conocedores del delicado equilibrio de la naturaleza. ¡Atención! No deje que una Plaga Hambrienta rompa ese equilibrio.

La mano de un jardinero puede dirigir el flujo de la vida y transformar el paisaje. Y esa habilidad trae consigo una gran responsabilidad. Asegúrese de que las Plagas Hambrientas no formen parte de su diseño. Mantenga los ojos bien abiertos y sepa qué cosas debe hacer.

  • Declare siempre cualquier material vegetal traído de un viaje por el extranjero.

  • Compre sus plantas de un proveedor confiable. Evite a toda costa el uso de especies de plantas invasivas.

  • Elimine de su jardín cualquier especie invasiva que haya.

  • Hasta que pueda eliminar de su jardín esas plantas invasivas, sea responsable y recuerde retirar y destruir las cabezas de las semillas antes de que puedan propagarse. Además, no comparta con otros jardineros ninguna planta invasiva.

  • Hable con otros jardineros acerca de las especies invasivas y de cómo piensa contribuir a luchar contra ellas.

  • Si le preocupa que su jardín pierda su esplendor después de eliminar las especies invasivas correspondientes, hable con su sociedad local de plantas autóctonas, o consejo de plagas vegetales exóticas. Estas organizaciones podrán sugerirle su sustitución por otras plantas autóctonas más adecuadas.

  • Si cree haber visto alguna especie invasiva, informe a su agente de extensión del condado o a la oficina local del USDA.

  • Si sospecha que se está realizando contrabando de productos agropecuarios, llame a la Unidad de Prohibición Oficial de Contrabando y Cumplimiento Comercial del USDA, al (800) 877-3835.

Aficionados a la observación de aves

La observación de aves se trata, esencialmente, de prestar una gran atención. Eso mismo puede decirse de la lucha contra las Plagas Hambrientas.

La observación de aves se nutre de grandes dosis de paciencia, observación aguda y una atenta identificación. Todas estas habilidades pueden ser muy útiles para frenar la propagación de las Plagas Hambrientas. Cuando esté al aire libre, ¡haga su parte!

  • Para evitar la propagación de las semillas de las plantas invasivas, aprenda a reconocer las infestaciones y a evitar transitar a través de ellas.

  • Limpie sus aparejos, botas, y equipos entre viaje y viaje, o, preferiblemente, antes de salir de una zona infestada. Asegúrese de eliminar todas las semillas y otras partes de las plantas.

  • Si cree haber visto alguna plaga invasiva, informe al encargado local de la zona, o a la oficina local del USDA.

  • Cambie el agua de los baños de pájaros con frecuencia, para evitar que los mosquitos se reproduzcan.

Rancheros y granjeros

Los rancheros y granjeros saben exactamente cuánto está en juego. No podemos dejar que las Plagas Hambrientas ganen la partida.

Los campos agrícolas y tierras de pastoreo de Estados Unidos son la línea de batalla final en la lucha contra las Plagas Hambrientas. Hay mucho en juego y la responsabilidad de saber hacer lo correcto para contribuir a cuidar nuestros grandes recursos naturales y agrícolas es enorme. ¡Haga su parte!

  • Aprenda a identificar especies invasivas en su área.

  • Si cree haber visto alguna plaga, informe a su agente de extensión del condado o a la oficina local del USDA. Cuanto más pronto se detecte la existencia de especies invasivas, más fácil y barato será su control.

  • Limpie sus botas, aparejos, plataforma y neumáticos de su camioneta y equipo de recolección al terminar su trabajo, para asegurarse de no trasladar semillas, insectos o esporas a un nuevo lugar.

  • Asegúrese de controlar las especies invasoras que crezcan en cercas, zanjas y otras áreas adyacentes a los campos.

  • Para alimentar a sus animales, use siempre heno y piensos libres de malezas.

Leñadores y silvicultores

Los leñadores y los silvicultores saben que nuestros árboles son un recurso de valor incalculable. Ayúdelos a detener la propagación de las Plagas Hambrientas.

Los bosques de Estados Unidos son un recurso natural de extrema belleza e incalculable valor. Y cada especie de árbol funciona como una fuente especial de empleos, industria y producción. Las plagas invasivas, si no se controlan, pueden interrumpir nuestra relación privilegiada con la riqueza que nos proporcionan nuestros bosques. Ayúdenos a frenar su propagación.

  • Aprenda a identificar especies invasivas en su área.

  • Si cree haber visto alguna plaga, informe a su agente de extensión del condado o a la oficina local del USDA. Cuanto más pronto se detecte la existencia de especies invasivas, más fácil y barato será su control.

  • Controle las especies invasivas antes de comenzar las actividades de recolección (esto incluye rastrillar las hojas secas de pino). Las plantas invasivas se propagan rápidamente después de una perturbación forestal. La mejor defensa contra ellas es reducir su población antes de que ocurran dichas perturbaciones.

  • Limpie sus botas, aparejos, plataforma y neumáticos de su camioneta y equipo de recolección al terminar su trabajo para asegurarse de no trasladar semillas, insectos o esporas a un nuevo lugar.

Productores comerciales

Los productores comerciales están en el frente de batalla contra las Plagas Hambrientas. Mantenga los ojos bien abiertos y nuestro país seguro.

Desde los viveros hasta los viñedos y la producción de miel, nuestros productores comerciales agropecuarios y agrícolas están más cerca que nadie de las idas y venidas del mundo de las plantas y los insectos que nos rodean. Y tienen la enorme responsabilidad de poner todo el cuidado para hacer siempre lo correcto y contribuir a frenar el avance de las Plagas Hambrientas.

  • No lleve nunca material de vivero, yemas de plantas o abejas al campo, a menos que tenga un permiso del USDA y cumpla todos los requisitos de esa autorización. Si lo hace, podría introducir devastadoras plagas y enfermedades.

  • Si sospecha que se está realizando contrabando de productos agropecuarios, llame a la Unidad de Prohibición Oficial de Contrabando y Cumplimiento Comercial del USDA, al (800) 877-3835.



Siete maneras para detener las Plagas Hambrientas.



1: Compre leña local, queme leña localmente.

Las especies invasivas y sus larvas se ocultan en la leña y pueden recorrer largas distancias dentro de ella. No las lleve de viaje gratis a otros sitios donde puedan dar lugar a nuevas plagas. Compre leña donde vaya a quemarla.

2: Plante con cuidado.

Compre sus plantas de un proveedor de confianza y evite a toda costa usar especies invasivas.

3: Ni en persona ni por correo.

No lleve consigo ni envíe por correo frutas frescas, verduras o plantas a otro estado --ni al suyo propio--, a menos que los inspectores de agricultura hayan autorizado previamente su transporte.

4: Cumpla las cuarentenas.

Cumpla con las restricciones de cuarentenas agropecuarias y permita que trabajadores agropecuarios autorizados accedan a su propiedad para realizar encuestas de plagas o enfermedades.

5: Manténgalo todo limpio.

Entre viaje y viaje de pesca, caza o camping, lave los equipos que se utilizaron al aire libre y los neumáticos. Cuando se mude de una casa a otra, limpie el mobiliario de jardín y cualquier otro objeto que esté al aire libre.

6: Aprenda a identificar.

Si detecta señales de una especie invasiva o una enfermedad, tome notas o fotografías de lo que haya visto, y repórtelo inmediatamente.

7: ¡Hable!

Al regresar de un viaje internacional, declare ante los agentes de aduanas todos los productos agropecuarios que traiga consigo. Llame al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) para saber qué productos están permitidos.


Si tiene preguntas acerca de las plantas, llame al (301) 851-2046.
Si tiene preguntas acerca de los animales, llame al (301) 851-3300.
Visite http://www.aphis.usda.gov/travel/ para más información.